miércoles, 3 de enero de 2018

Crónicas de un caminar hacia el año Jubilar - 2018

Bienvenido  2018

Año Jubilar Mercedario 1218 -2018



          Hace algunos años atrás, este año 2018 se veía muy distante. “Si faltan tantos años…”,más de alguno me decía. Tímidamente, comenzamos a organizarnos. A tratar de pensar como nos imaginábamos ese año jubilar. Recuerdo que por allá por el 2012 intentamos juntarnos en una primera comisión jubilar a nivel de Chile, con las Hermanas Mercedarias del Santísimo Sacramento y las Religiosas Mercedarias. Con el tiempo y producto de las propias programaciones provinciales no se pudo continuar, pero se realizó el primer intento por trabajar juntos.

            Paralelamente en la Comisión central del jubileo de la Orden, comisión en la cual participaba como representante de la provincia mercedaria de Chile,  intentábamos  ponernos de acuerdo, habían muchas ideas, algunas bastantes grandilocuentes y otras más sencillas pero igual de significativas para nuestra orden y nuestras provincias.  Por esos años surgieron: La oración, el himno y el logos jubilar. Se realizó una convocatoria a toda la Orden de la Merced, de todas las provincias recibimos distintas propuestas, después de un detallado discernimiento se eligieron los distintos recursos que hoy conocemos. Por Chile, también se participó con mucho entusiasmos.  En el caso del himno jubilar, la enviada desde Chile por el ex apoderado del colegio San Pedro Nolasco de Santiago, el Sr. Sergio Larrea. Quedo seleccionada  entre las semifinalista. Incluso el participo en la interpretación  de la canción final que fue elegida como  Himno Oficial   del Jubileo Mercedario.

             Pasaron rápidamente los años y llegamos al 2015   donde comenzamos nuestros años de preparación jubilar. El primer año 2015, fue el año dedicado a nuestro padre San Pedro Nolasco. Comenzamos a sacar distintos recursos para trabajarlos en nuestras comunidades, algunos venían de la comisión central (Roma) y otros tratábamos de confeccionarlos desde acá. Subsidios, altares, oraciones, pendones y gigantografias nos acompañaron estos tres años, posteriormente el 2016 fue el año dedicado a nuestra madre de la Merced y concluimos el 2017 con el año dedicado a Cristo Redentor.  Las comunidades empezaron a ver gráficamente que se nos aproximaba un año importante…

            Un tema aparte fue la creación del material para niños que se confecciono para estos años, muchos no deben saber cómo surge la idea y el proyecto. ¿Cuál era la idea? ¿Quien lo podrá realizar ?. Lo que tenía en mente era poder elaborar un material didáctico y pedagógico  para niños. Porque no había nada como eso y como poder hacerlos participes de estas celebraciones, como muchos lo han dicho. Ellos son el futuro y especialmente de nuestra Orden. Son los continuadores  de nuestro carisma redentor. Recuerdo que en una de las reuniones en Roma, conversando con algún miembro de la comisión. Planteamos la idea de elaborar un material pensado en nuestros colegios… Me quedo la idea de poder hacer algún material de ese tipo.  ¿Cómo confeccionar material para  niños?, fue la pregunta que me traje en esa oportunidad desde Roma.  

            En el  verano del 2014, ya la idea se hacía más intensa. ¿Cómo?, tome la opción de elaborarlo yo mismo. Dibujando alguna especie de caricatura que nos sirviera para acompañar a  los niños, especialmente en nuestros colegios.  Me puse manos a la obra, incluso compre varios libros, esos que te enseñan a dibujar… No pregunten por los bocetos… me falta mucho y el dibujo no era mi fuerte...

            Por esos días conocí a Manuel Díaz Salas, el dibujante que confecciono los libros para niños y  que actualmente conocemos. Todo ocurrió una tarde, revisando el Facebook  el de Vocaciones Mercedarias, por esas cosas, pude ver uno de sus dibujos, se trataba de una imagen de un santo y estaba confeccionada como para niños.  ¡ ¿Eso era lo que andaba buscando? !. No dude en enviarle un mensaje y me respondió a las pocas horas. Recuerdo que le pregunte  ¿Cuál era su nombre ? y  ¿de  donde era?, grata sorpresa fue que me dijo que era de la comuna de Puente Alto, aquí en Santiago. Le pedí de inmediato, si podíamos encontrarnos y poder hablar de un proyecto que tenía en mente. Al día siguiente, nos pudimos encontrar en mi oficina. Trajo su computador y me dijo que tenía muchos dibujos, de distintos santos, incluso ya tenía algunas publicaciones con historias para niños, que le habían pedido algunas congregaciones aquí en Chile. Pensé de inmediato que con él podríamos elaborar este proyecto…

            La primera tarea, fue que él conociera nuestra historia, hablamos largamente esa tarde sobre  San Pedro Nolasco y de la Orden de la Merced. Ese mismo día, elabore los primeros conceptos para cada una de las imágenes que el dibujaría, entorno a la vida de San Pedro Nolasco.

            Semanas después, ya tenía en mi correo la primera propuesta de la historia de San Pedro Nolasco. Se sumó al trabajo nuestra asesora educacional Sra. Paulina de la Carrera. Necesitábamos una mirada más pedagógica, ella nos orientó el trabajo desde una mirada didáctica. La historia había que hacerla pesando en los niños y en los educadores o catequistas, que en definitiva trabajarían con este material.

Bueno. Ese fue el comienzo de este proyecto que ha  ayudado  a mucho en estos años previos y que  incluso ha traspasado nuestra fronteras, en España por ejemplo, confeccionaron en un solo libro  las tres historias, en un formato más pequeño y de fácil divulgación o como en una ocasión en Guatemala en una casa de acogida de mujeres que habían sido explotadas sexualmente, vi que unos de sus trabajos que les hacían las monitoras era a partir de unas de las imágenes de que habíamos  confeccionado. Pude ver con algunas lágrimas en mis ojos  que lo que  habíamos elaborado  era un material que podía servir para muchas personas…  o esa vez, cuando el P. Provincial ocupo el material en una de nuestras comunidades con miembros de la Fraternidad Laical Mercedaria (FLM) y donde pudo hablar sobre la vida de San Pedro Nolasco y una señora pidiendo la palabra en el encuentro menciono que después de muchos años que lleva en los laicos mercedarios, ahora viene a entender o conocer la vida de San Pedro Nolasco…  El material estaba cumpliendo a cabalidad el objetivo que nos habíamos trazado al momento de elaborarlo.

Ya son tres ejemplares, San Pedro Nolasco, la Virgen de la Merced, Cristo Redentor y en unos meses más sale el cuarto ejemplar, sobre la Familia Mercedaria Chilena.  



Aprovecho esta oportunidad para dar las gracias a los  que trabajaron en este hermoso proyecto. El profesor y dibujante el Sr. Manuel Díaz Salas y la Sra. Paulina de la Carrera, asesora educacional de nuestra provincia. 

Volviendo a nuestras celebraciones jubilares, llegamos al año 2017, año de Cristo Redentor. Por fin lográbamos constituir nuestra Comisión – Chile  del Octavo Centenario. Ya llevamos más de un año trabajando lo que será el 2018. Esta comisión está formada por : Las religiosas Roxana Gaete, de las Religiosas Mercedarias y Marcelina Gamboa, de la hermanas Mercedarias Eucarísticas.  Además representantes del mundo laical. La Sra. Paulina de la Carrera, por las fraternidades laicales mercedarias (FLM), el Sr. Luis Ríos, de la Pastoral Juvenil Mercedaria (PJM). El periodista y responsable de las comunicaciones de nuestra provincia el Sr. Jorge Paredes y los religiosos Fray Ramón Villagrán y quien narra esta crónica Fray Mario Salas.


Después de discernir  distintas iniciativas y actividades nos quedamos con las siguientes:



1.- La Eucaristía Inaugural. El día sábado 17 de Marzo del 2018, en el Santuario de los Vásquez- Comuna de Casablanca. ¿ Por qué ahí ?. Queríamos un lugar amplio. Siempre estuvo en la mente de la comisión, poder realizar una gran convocatoria de toda la familia mercedaria Chilena,  queríamos congregar a unas dos mil personas, están invitadas todas las comunidades mercedarias de las tres congregaciones presentes en Chile. Las Hermanas del Santísimo Sacramento, las Religiosas mercedarias y las nuestras de la Provincia Mercedaria de Chile. Desde el comienzo se pensó en un gran día de fiesta y donde por primera vez en nuestra historia como presencia mercedaria en Chile nos encontraremos como Familia  Mercedaria Chilena. Además en esa ocación se dará inicio a la peregrinación de la Virgen de la Merced  que visitara todas nuestras comunidades en Chile. María nuestra Madre visita sus hijos e hijas.


2.- Congreso de Espiritualidad Mercedaria, pensado para el mes de Septiembre (27 al 29 ) . Quiere ser un espacio para de reflexión y proyección carismática. Estos 800 años debieran catapultarnos para el futuro y renovar nuestro compromiso con los cautivos de hoy. Ya esta preparación con una subcomisión que nos ayudara a organizar esta actividad.

3.- Por su parte un grupo de laicos mercedarios de nuestra provincia mercedaria de Chile, está organizando una Peregrinación Mercedaria al Perú. ¿Por qué Perú?. Es desde ahí que salieron los primeros mercedarios que llegaron a nuestras tierras. Específicamente desde el Cuzco. Es justamente ahí donde quieran llegar y nutrirse de la más rica tradición mercedaria, que impulso a los primeros mercedarios que llegaron a nuestras tierra.

4.- La Familia Mercedaria Joven, tampoco quiere estar ausente. Es así como ya se está trabajando en lo que será el Encuentro de la Familia Mercedaria Joven, en el mes de noviembre, específicamente el día sábado 10,  nos congregaremos en el colegio San Pedro Nolasco de Santiago los tres movimientos juveniles mercedarios presentes en Chile. JEM, JUMER y la PJM.

5.- Concluiremos este año de gracia a los pies de nuestra Madre de la Merced.  A los pies de la Imagen de María, la misma  que trajo  el P. Antonio Correa en el año 1548 y que está presente en el altar principal de la Basílica de la Merced de Santiago. Es ahí, en la Eucaristía de Clausura programada para el día sábado 15 de Diciembre donde finalizaremos nuestro años jubilar.

            Esto es parte de lo que serán nuestras fiestas jubilares. Cabe mencionar que todas las comunidades tienen sus propias actividades y eventos celebrativos. Al finalizar este pequeño y humilde artículo, permítanme  dar gracias a Dios por nuestra Orden y por todos los religiosos, religiosas y laicos que vibran con la Merced en Chile y Angola y simplemente desearles….

 UN FELIZ AÑO 2018. AÑO JUBILAR DE LA ORDEN DE LA MERCED. 

 No te olvides visitar nuestra web... está todo el material que hemos confeccionado en estos años 

P. Mario Salas Becerra
Mercedario







sábado, 15 de julio de 2017

Prodigios de Nuestra Madre de la Merced - Novena en Honor a Maria de la Merced - Provincia Mercedaria de Chile 1918

Prodigios de Nuestra Madre de la Merced
Meditaciones de la Familia Mercedaria Chilena  en las celebraciones jubilares 1918


Testimonios mercedarios en nuestra patria, recogidos en la Novena en honor de nuestra Madre de la Merced, escrita por Don Alejandro Larraín. Publicada en la Abejita de Oro, en el séptimo centenario de mercedario.  1918

 La novena:  (del latín novem – nueve ) es un ejercicio de devoción que se practica durante nueve días para obtener alguna gracia o pedir por una determinada intención. Puede estar dedicada a Cristo mismo en alguna advocación, o a algún santo canonizado cuya intercesión es más poderosa ante Dios, debido a los méritos logrados durante su vida. Por ejemplo la Virgen María y los santos Pueden ser nueve días consecutivos o nueve veces un día de la semana determinado (nueve viernes, por ejemplo).


Testimonio nº 1
Una conversión

Refiere el Rdo. P. Benjamin Rencoret en su mes de Mercedes inédito, que en 1809 vivía en Santiago don Pedro Rudencindo Otero, acaudalado español que poseía dos tiendas donde está en la actualidad el portal Fernández Concha, llevando una vida disipada entre los placeres del mundo y apenas conservaba una pequeña devoción a María.
Un viernes santo pasaba por las puertas de la iglesia de la monjas claras, cuando predicaba el padre mercedario Tiburcio Muñoz sobre la crucifixión del señor; atraído por su voz entra a oírle.
¡Designios de Dios! no bien había terminado el sermón, cuando el señor Otero estaba desecho en lágrimas de arrepentimiento; resuelto a cambiar de vida. Siguió al padre al convento, le confeso sus culpas y no quiso salir más y pidió el hábito en calidad de hermano lego.
Recibió el hábito el 29 de Diciembre de 1810 y murió en Santiago el 15 de mayo de 1823, después de haber practicado en grado eminente las virtudes, sobresaliendo por su gran amor a María de la Merced. A quien debía su conversión.

Testimonio nº 2
Libra la Virgen de la peste de Santiago

En 1832 fue invadido Santiago por una epidemia llamada vulgarmente entonces “escarlatina negra”: Recurren todos a la Santísima Virgen de la Merced, llevan su milagrosa imagen a la cual la capital le debe tantos favores, del convento de la merced a la Iglesia Catedral con el fin de hacerle una rogativa pública.
La Virgen no demoró en otorgar sus mercedes para que cesara el formidable flagelo.
Desde muy antiguo por milagros análogos hay en Chile la costumbre de comprar la peste a la Virgen de la Merced, que consiste en darle la limosna 11, 13 o tantas monedas uniformes como miembros tiene la familia

Testimonio nº3
Confianza en María de la Merced

A principios del siglo XVIII, vecino al convento de la Merced de Santiago, vivía don Domingo Valdés, Terciario  Mercedario y gran devoto de su Madre Santísima de la Merced, hasta tener una fe ciega en su devoción, como lo comprueba el caso siguiente. Referido por el P. Rencoret en su Mes de Merced.
“Una noche, su esposa siente golpes extraños en la tienda que poseía. Llama a su marido diciendo que han entrado ladrones.
Su marido le pregunta ¿Qué día es hoy?- Sábado- No hay cuidado- le contesta el marido- es imposible que nuestra Madre permita que hoy me roben- Y se volvió a dormir tranquilamente.
Al día siguiente encuentran tres ladrones durmiendo, cerca del forado que habían abierto en la muralla.”
Don Domingo Valdés, en recompensa a María de la Merced, no ceso de dar limosna al P. Alonso Covarrubias para levantar el actual templo de la Merced de Santiago, que fue refaccionado el año 1896.    

Testimonio nº 4
María de la Merced invocada en una sequía

En el acta del Cabildo de Santiago de 1636 a 19 de Agosto se encuentra el milagro siguiente hecho por la Santísima Madre de la Merced y reconocido públicamente.
“Iba pasando un invierno casi sin lluvias de consideración y muy perjudicial a los campos. En estas aflicciones resolvieron los habitantes de Santiago hacer una rogativa a la piadosa Imagen que se venera en el templo de la Merced, de la cual, ya en ese tiempo, eran tan públicos sus beneficios.
Habiéndola invocado y tratado de sacar en procesión, ( Palabra del acta ) Para que alcanzase de su bendito Hijo enviase el socorro necesario a la tierra por cuya causa se tenía tantos daños y pérdidas, por la intercesión de la santísima Virgen de la Merced cayo un grandísimo aguacero cuando más necesidad había de él y menos demostraciones daba el tiempo.”
En agradecimiento de ese favor tan patente, sacan procesionalmente a la prodigiosa imagen de María de la Merced y la pasean por las iglesias de Santiago entre canticos de alabanza.
Milagros como éste se cuentan muchos de nuestra Madre del Altar mayor del convento mercedario.
Dios ha querido siempre distribuir sus favores por medio de su augusta Madre, invoquémosela para que nos tenga presente en la distribución de sus mercedes. 

Testimonio nº 5
María de la Merced es nombrada Generala del ejército Argentino

El ilustre héroe de la Independencia Argentina, el General Belgrano antes de entrar al combate que le dio la posesión de Tucumán, se puso con todo el ejército bajo los auspicios de María de la Merced. Obtenida la victoria que acaeció el mismo día 24 de septiembre, fiesta de la Santísima Virgen de la Merced del año 1812, se fue a los pies de María con su ejército llevando aun el polvo y sangre del combate; acompaña con toda su gente la procesión de la Virgen , y no encontrando suficiente esto, en recompensa de los auxilios dados por su protectora, la proclamo Generala de los ejércitos Argentinos y le deja a la imagen su bastón de mando y las banderas tomadas al enemigo. Antes de emprender la campaña para el alto Perú, recibió este ilustre General el escapulario de la Virgen de la Merced y todo su ejército viniendo a ser, escribe el Señor Bartolomé Mitre en la Historia de Belgrano, una divisa de Guerra en el curso de la campaña que iba a iniciarse.
¡En toda circunstancia de la vida aparece egregia la figura de verdaderos héroes!


Testimonio nº 6
Sana a una tullida

En la historia del culto de nuestra Señora de las mercedes en la republica de Ecuador, escrita por don Julio Matorvelle, se refiere lo siguiente: El Rey Carlos V en premio de los muchos servicios prestados por los mercedarios en el descubrimiento y conquista de Ecuador, les obsequio una imagen de la Merced. Fue recibida con mucha solemnidad en Quito la preciosa imagen de la Merced y se organizó una procesión para trasladarla al sitio donde iba a quedar a veneración pública. Quiso la Virgen acreditar halagadora invocación de la Merced con varios prodigios de su bondad.
Una pobre mujer que yacía varios años tullida y muda en su lecho de dolor, lloraba e interiormente clamaba a la Virgen de la Merced por verse impedida para asistir a su entrada triunfante.
La Reina de la misericordia oyó su clamor y luego se encontró completamente sana de ambas enfermedades. La Madre de la Merced no niega sus favores cuando se lo piden con fe  en bien de nuestra salvación.  

Testimonio nº 7
La Virgen de la Merced favorece de un terremoto

En la crónica escrita por el R. P. Francisco J. Ramírez, franciscano, al narrar la destrucción de la ciudad de Penco, provincia de Concepción, inserta el siguiente prodigio de María de la Merced.
“Cuando sucedió la catástrofe del Terremoto y salida del mar que acabó con la ciudad de Penco residía la señora Isabel Azócar y Quiroga, viuda del General Álamos de Puga y Novoa. Apenas pasó la tormenta los religiosos mercedarios vienen a la ciudad y encuentran todo destruido y cubierto en gran parte por las aguas del mar; pero la casa de la Sra. Isabel no había sufrido nada debido a la protección de la Sma. Virgen María de la Merced de quien era fervorosa devota.”
En agradecimiento  de este favor de María de la Merced a quien había invocado en el peligro, ofreció su casa para que allí se siguiera dando culto público a la Sma. Virgen su salvadora mientras se construía la iglesia.

Testimonio nº 8
Salvado de la muerte por el escapulario mercedario

Francisco Vivero sargento primero de artillería, era muy devoto de la Merced y siempre llevaba a su pecho el escapulario y gracias a esta poderosa defensa, escribe el P. Rencoret había salido sin novedad en varias batallas de la independencia. Pero era preciso que Ntra. Madre de Mercedes le hiciese palpar de un modo notable su protección. En una batalla desesperada contra los españoles el regimiento de Vivero fue diezmado, y en especial su compañía quedando cas solo al lado de su cañón, hasta que un enemigo descargo a poca distancia su arma que fue a dar con el escapulario mercedario que llevaba en su pecho, sin ocasionarle la menor lesión. Enternecido por el singular prodigio exclamo: “esto es demasiado Madre mía de la Merced muchos favores he recibido de tu mano santísima, pero ninguno como este”.
Y beso el Santo escapulario. Después  dejo  la carrera militar para entregarse al servicio de María  en el convento de la Merced de Santiago en donde murió en calidad de hermano converso.

Testimonio nº9
El escapulario de la Merced

Encontrábase en Roma el R. P. Benjamin Rencoret de procurador general de la Orden Mercedaría, cuando el R. P. Agustín González franciscano misionero del Colegio de propaganda Fide de la Santa Cruz de Queretaro en Méjico, le narró el siguiente prodigio obra del escapulario de la Merced.
Regresaba a su patria en el mismo vapor en que venía la familia Albeitar, española de Navarra; pero antes de partir de Méjico se fue despedir del P. Barguichani Provincial de los mercedarios, el cual le obsequio dos escapularios de la Merced, diciéndole que si había alguna tempestad arrojara una al mar y, si la tempestad no cesaba, arrojara el otro.
Antes de salir de las Antillas se desencadeno un fuerte temporal del 03 al 04 de marzo 1879, que tenía a punto de hundir el Ville de Bourdeau y no sólo los pasajeros sino los mismos marineros, estaban atemorizados por el peligro. La Señora Albeitar, acordándose del encargo del padre mercedario, arroja el escapulario al mar; pero la tempestad siguió. Se encomienda nuevamente a la Sma. Virgen de la Merced con más fervor acompañada de su familia y de muchos incrédulos y arroja el segundo escapulario al mar: fue suficiente para que el mar se tranquilizara.